8/5/13

CONVERSACIONES CON UNA CANICA

Ahora que no tengo ni un minuto... aprovecho las conversaciones con una canica para mantener el blog un poquito...

Tenemos dos formas de regañar a Claudia:

- Claudia ven aquí YAAAAAAAAA (la mía)
- Claudia ven aquí de una puta vez, coño (la de Ángel)

La efectividad es en ambos casos reducida, pero con el formato de Ángel aprende palabrotas que da gusto...

El otro día, Claudia cenando, yo le ayudaba y Ángel tratando de callar a Hugo que llorón nos ha salido un rato...

Dice Clau:

- Papá, ¿a que Hugo te tiene hasta los cojones?

Doy por hecho que la niña ha escuchado esto varias veces porque la aplicación es perfecta...

Besos

4 comentarios:

  1. jajajajaa.....es increíble lo bien que aprenden las palabrotas!

    Claudia me está recordando a Catalina!!! jejeje

    ResponderEliminar
  2. Jeje...qué peligro tiene decir palabrotas delante de un niño! Laura

    ResponderEliminar
  3. Buenisimo Ester!!! jajaja, luego se les olvidan, pero cuando les da por usarlas es impactante...(yo con mis sobrinos me parto cuando sueltan de esas)
    Mariajo

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja... ¡Qué bueno!!! Sobre todo porque lo diría impasible, con su cara angelical...

    ¡Dile al Sr. padre que le vamos a lavar la boca con jabón! Que si la dulce Claudia, con su edad nos dice esto, el niño con cinco años se nos vuelve pandillero!!

    ResponderEliminar

Blogging tips