5/4/20

Diario de cuarentena

Increíble que sólo haya escrito dos días y que el último día que escribí fuese el 19.03, ahí acabábamos de empezar... Y parece que ha pasado mucho tiempo, pero también parece que fue ayer...

Qué cosa tan rara esta que estamos viviendo.

Pues creo que llevamos en el día de la marmota desde hace meses, y por otro lado, recuerdo perfectamente las cosas que hicimos los últimos días antes de confinarnos en casa, con amigos  o en familia...

La palabra que definiría las últimas dos semanas ha sido RUTINA. Crear una rutina familiar nos vino muy bien, tras el desorden de los primeros días en casa: sin ducharnos, en pijama, sin orden ni concierto...

Parece mentira, pero la rutina, nos ayudó a mayores y a pequeños, a trabajar, a hacer las tareas, a leer, a vestirnos, a recoger la casa, a hacer deporte... y es aburrido que todos los días sean iguales, pero si tienes claro lo que tienes que hacer, te metes en ese círculo y te va llevando la inercia...

Cierto es, que pasados los días, esa inercia va costando y resultando pesada. Necesitamos calle, todos, y correr, movernos, gritar. En mi casa necesitan mucho gritar.

Pero aún no se puede.

Y ahora, los niños están de vacaciones de Semana Santa, en sólo dos días ya tenemos los horarios del revés, lo que nos viene bien a los mayores para trabajar mejor por la mañana... pero también para estar cansadísimos a última hora, cuando ellos siguen a tope y nosotros sólo queremos descansar... Lo iremos superando juntos, como todo últimamente...

El día 3 de abril celebramos el cumple de Hugo. Yo lo empecé sin parar de llorar de la pena, hasta que su actitud, llena de ilusión por recibir unos dibujos y comer tarta casera me demostró que tengo que seguir aprendiendo de ellos. Finalmente fue un día genial, lleno de momentos especiales y que espero él consiga recordar siempre, como haremos los que le queremos. Lo rematamos con una búsqueda del tesoro en la que encontró un juguete y con otro juguete que le mandaron sus mejores amigos (cuando no esperas nada, las caras de emoción e ilusión son todavía más intensas). Luego le cantaron cumpleaños feliz todos los vecinos desde sus ventanas (guau). Yo me quedo con el momento en que me dijo: Mamá, me ha gustado todo mucho y vino a abrazarme (snif).

Por otro lado, tenemos que recomendar las películas de El Señor de los Anillos. Los niños han flipado con ellas y nosotros hemos vuelto a disfrutarlas. Una maravilla de horas invertidas en TV. También recomendamos el espectáculo del Circo del Sol.

Y me sigue pareciendo mentira que no nos dé tiempo a hacer algunas cosas que queremos hacer, por ejemplo, no hemos conseguido plantar una lenteja y yo creo que he leído dos páginas de un libro...

Seguimos. Juntos podremos. Vamos Madrid. Vamos España. Vamos Mundo.

Mucha fuerza para todos.


19/3/20

Diario de cuarentena

Ya han pasado dos días más, miércoles y jueves, muy parecidos al resto jajaja, es un poco día de la marmota, un poco digo, juas juas...

Las noticias no son buenas y las emociones están a flor de piel, pero seguimos. Este virus no podrá con nosotros.

El miércoles 18 de marzo "celebramos" el cumple de Ángel, con velas, regalitos manuales y en familia. Con trabajo y con deberes. Hicimos lo que pudimos. Creo que Claudia empieza a ser consciente del esfuerzo que esto supone para todos y ella está generando paciencia y empatía poco a poco. Es más, a última hora me dijo que si estaba muy cansada, me daba un masaje. Por supuesto que no pude decir que no. Fue delicioso, hasta me echó crema (ella odia la crema) y sacó de la caja el limpiador de cara de Mercadona que nunca uso. Después me vi hasta mejor las ojeras. Tanta emoción me está dejando los ojos finos... Luego tuve que dar masaje yo claro, y lo hemos sumado a nuestra lista de cosas guays a hacer...lo que dice todo el mundo, que esto es no dar a basto jajaja (me sigue pareciendo mentira). Jugamos a dibujar animales siguiendo un tutorial y soy una crack: Pikachu parece un pingüino, un león parece un oso y una tortuga, un pulpo. WTF.

Hoy, jueves 19 de marzo, hemos hecho una clase de body combat, nos vinimos tan arriba, que luego hicimos zumba y luego nos pusimos con el Just Dance. No necesito más. Qué energía. Además nos reímos muchísimo. Seguimos con los tutoriales de dibujo. Hoy nos tocó una pizza Kawaii. Es una palabra que acabo de aprender  y me siento antigua cuando digo: he pintado una pizza Kabum y ellos se mean y me dicen que es Kawaii y me recuerda mucho a cuando mis padres decían que me iban a apuntar a Jopening en vez de Opening. Supongo que les sonaba más inglés si lo decían con J delante. Jopening que se fue a tomar por culo con la pasta de un montón de gente. Hace la tira de años claro.

En general mis niños se están portando genial, estoy muy orgullosa de ellos, incluso cuando se ponen más nerviosos y se chinchan, todos estamos gestionando mejor esos ratos. Yo estoy muy cansada pero ya viene el finde!!! Y el finde podremos jugar a la Wii y ver pelis por la noche y no trabajar y no hacer deberes!!! E igual hay que tomarse un copazo.

Los grupos de Whatsapp en general nos mantienen cerca de familiares y amigos. Algunos son auténticos chutes de energía y positivismo y si alguien decae, siempre hay otra persona dispuesta a animar con una canción, un chiste, o ánimos compartidos...

El caso es que gracias a esto, estamos re-escuchando muchas canciones que hacía tiempo que no escuchábamos y que dan subidón sobre todo a los que en el año de la cuarentena vamos a cumplir 40 (mira que hacernos perder nuestro último año de treintas así, yo estoy por borrar este año de mi cuenta y repetir cumple de 39 como esto dure mucho...)

Ahí va el temazo de hoy: Oasis - Dont look back in anger (me flipa esta canción).

18/3/20

Diario de Cuarentena

Hoy ya hace más de una semana que empezó todo, bueno, todo había empezado meses antes o semanas antes, pero aquí se nos hizo bola después de la manifestación del 8M. Yo no sé si tenían que haber desconvocado la manifestación o no, sólo sé, que desde el día después no han dejado de pasar cosas....

El lunes 9 de marzo se anunció el cierre de los colegios en Madrid a partir del miércoles 11. El día 10 fue normal, pero raro. En mi caso esperaba el teletrabajo para el propio miércoles pero no fue posible, así que mis hijos, como muchos niños, se pasaron la mañana del miércoles en los columpios con su abuela y con otro montón de niños y abuelos... pufff

El miércoles me despedí de mi oficina de los últimos 10 años, parece mentira, con lo que vamos a echar de menos este edificio, que la despedida haya sido así, tan fría, tan rara nuevamente. La tarde del miércoles yo estaba histérica, tal cual. Pero me puse mucho más nerviosa cuando al subir del patio de la urba, donde habíamos pasado la tarde la mitad de los vecinos con nuestros hijos, como un día cualquiera de verano con piscina, me di cuenta que el cierre de los colegios no era para eso... había que mirar un poco más hacia Italia... el cierre era para que nos quedásemos en casita y nos relacionásemos lo menos posible...

Los niños habían pasado su primer día bien, tampoco habían llegado los deberes, así que parecían VACACIONES.

El jueves 12 no conseguimos organizar los deberes, ni el teletrabajo, ni nada, fue un día de prueba de skype, de teams, de conexiones, de descargar fichas.... Salimos por la mañana a dar un paseo y a que yo me comprase valerianas en la farmacia porque me iba a dar un pampurrio si seguía mirando las noticias compulsivamente mientras intentaba trabajar, educar a los niños, hacer la comida y luego además ser divertida y entretener... Yo empecé a llorar con cada momento emocionante y así sigo, que cualquier cosita, lloro. Hicimos bolitas de pescado y fenomenal.

El viernes vino mi madre a ayudarme. No sabíamos que sería el último día que nos íbamos a ver en no se sabe cuánto. El viernes ya hubo más deberes y muchos juegos. También salimos a la calle, sin socializar, a jugar en un rinconcito del parque y a que Hugo hiciese chilenas. Por la noche a Hugo se le cayó un diente e incluso en este estado, el Ratoncito Pérez no falla. Qué crack. Empezaban a llegar actividades, manualidades, películas, conciertos, montones de cosas que la gente compartía para hacer en este tiempo en casa sin salir. ¿Este fue el día que empezamos a aplaudir o fue el sábado? Es difícil diferenciar un día de otro...

El sábado volvimos a salir una hora a jugar. El último rato de calle. Ahora es una necesidad el aplauso en la ventana de las 20 horas. Y sobre todo, es una necesidad bajar a tirar la basura. Y ya no te digo tirar el cartón o el cristal en los contenedores que están fuera de la urba. Hugo sólo piensa en volver a jugar al fútbol. Claudia quiere ver a sus amigas. Yo me pasé el discurso entero de Pedro Sánchez declarando el estado de alarma llorando.

El domingo hicimos la pancarta de Nosotros nos quedamos en casa y Todo va a salir bien con el arco iris. La pusimos en la ventana. Se puso a llover. La metimos. A lo tonto, echas el rato. Volvimos a empezar las pelis de Harry Potter. Este año íbamos a ir de viaje a Londres a ver los estudios. Ya se ha jodido el plan pero bien. Qué pena.

El fin de semana también empezaron las video llamadas a todas horas y con todos los grupos. Ostracas, qué estrés también no? Si yo lo que quería era poner los pies en alto y siempre hay alguien mirando por la cámara.

El lunes celebramos vía videoconferencia dos cumples muy especiales. Aprovechas la ocasión para grabar un vídeo gracioso y echar un rato divertido. Además de jugar al Cluedo, al rummy, al voley con globo, a lanzar aviones de papel, a búsquedas del tesoro. Bueno y nos apuntamos a un entrenamiento familiar en IG. El jueves repetiremos que nos lo pasamos muy bien. El lunes creo que fue el día que Claudia hizo de profe de Hugo y fue un éxito. El lunes fue el día que Hugo se puso mi reloj de actividad e hizo 18.000 pasos. Muy cercano a mi récord de pasos, que está en 20.000 un día que además de entrenar, anduve horas de un sitio para otro. Pues eso, 18.000 pasos de 11 de la mañana a 11 de la noche dentro de una casa. Como para generar tranquilidad y relax a tu alrededor.

Hoy martes 17, hemos celebrado St. Patrick's Day vistiéndonos de verde. En realidad yo no encontré nada verde y mantuve el pijama. Mal. Hay que vestirse. Yo confieso que no todos los días me visto, si me visto no paso del chandal y sólo en caso de vestirme con chandal me ducho antes. Muy mal. Y los pelos. Si yo cuento lo que pensé de la cuarentena el primer día...uy, por fin, teletrabajar: curro un rato, luego gimnasio mientras los niños corren en la urba, luego mi madre me trae la comida, luego estudiamos y mientras ven peli yo trabajo otro rato, ja. Ni a peinarme me da tiempo.
Hoy han hecho una cabaña en su habitación. Ellos solos sin llamarme ni una vez en más de una hora y sin chincharse. Porque mis hijos no se pelean, se chinchan, sólo se chinchan. Del verbo dar por saco. Pero con intensidad.

Total, que hay que celebrar lo que toque o lo que haga el día un poco diferente. Para mi ha sido uno de los mejores días de la cuarentena, hemos conseguido que la mañana cunda laboral y escolarmente y eso te da bastante margen para las cositas de la tarde (video llamadas, Tik Tok, juego de mesa, dar palmas, etc.)

Al final llega la hora de dormir y nos peleamos porque yo no puedo más y ellos están a tope. Mal, pero luego nos damos besos y amor.

Pero es raro.

Yo hay varias cosas que voy asumiendo: no voy a descansar, no voy a hacer un curso de fotografía, no voy a estudiar inglés, probablemente no consiga depilarme, probablemente no consiga ver Élite. A cambio voy a planchar, cocinar y pasar la aspiradora más de lo que imaginaba en mi cuarentena idílica. E igual escribo un diario en el blog.

Ah, y claro, Ángel currando todo el día (fuera y dentro de casa) y yo líada con el anuario del colegio, que ahora no sé si avanzar si no avanzar, si cambiarle el nombre o dejarlo. Un trajín.

No sé si la cuarentena tendrá que ver con cumplir 40, pero vamos, que a ver si este lío va ligerito que llevamos retraso en la organización de la fiesta y el viaje. Juas.

Pues mañana más. Y seguramente, parecido. O puedo reflexionar más seriamente sobre todo esto y a ver qué sale....

Estamos escuchando mucho estos días. Have a nice day de Bon Jovi. Traeré mejores canciones...

Ester

25/4/18

LOS MICROPLÁSTICOS

Resultado de imagen de LOS MICROPLASTICOS

En esta investigación mía sobre los plásticos, me he encontrado con los microplásticos... que resulta que son terribles y que los tenemos en casa en un montón de productos también, y encima, como son pequeños, van de tu prácticamente directos de casa a los ríos y a los mares.

¿QUÉ SON?

Los microplásticos son partículas de plásticos de menos de 5 mm, que pueden estar fabricados de esta manera para incluirse en productos cosméticos como cremas exfoliantes, pastas de dientes, pastillas de lavavajillas y lavadora y fibras de tejidos sintéticos o pueden proceder de plásticos inicialmente más grandes que se han ido fragmentando.

¿QUÉ PASA CON ELLOS?

Entre otros problemas medioambientales, los microplásticos pueden ser ingeridos por organismos marinos (corales, invertebrados, peces, aves, tortugas e incluso cetáceos). Estos conlleva trastornos en la alimentación, digestión y reproducción. 

Por supuesto, estos microplásticos ingeridos han pasado a la cadena trófica y en algún momento pueden llegar a nosotros que estamos ahí arriba de la misma...

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Como en todo, informarnos de lo que compramos, leer las etiquetas. 
Se trataría de evitar los siguientes ingredientes:

 El polietileno (PE).
 El polipropileno (PP).
 El polietileno glycol (PEG y un número).
 El Polimetacrilato de metilo (PMMA).

 El Tereftalato de polietileno (PET).

También podemos comprar directamente productos ecológicos y naturales.

Yo de momento llevo una foto de estos materiales, por si me surge la duda.


Y en cuanto a los avances en materia de reducción... de momento no hemos vuelto a comprar ninguna bolsa de plástico, esto no era difícil porque ya estábamos más o menos acostumbrados. Y podemos contar algunas cositas que hemos dejado de comprar o consumir por el plástico. Yo por ejemplo he dejado unos cubiertos de casa en la oficina, por si se me olvidan, no tener que tirar de cubiertos de plástico. Hemos comprado unas bolsitas de tela estupendas para llevar el snack al cole o a la oficina y la compra de fruta y verdura a granel no va mal.... pequeños avances que van sumando.

Nuevamente, lo más importante de todo es la conciencia.

Hoy Hugo me ha dicho que les ha contado a sus amigos que tiene una bolsita nueva para llevar el desayuno que no es de plástico porque el plástico es malo. A tope. Dice que ellos le han dicho que el plástico es bueno. Él ha vuelto a decir que es malo; no, es bueno; no, es malo; no, es bueno y no sé cómo ha acabado la cosa... pero al menos sus amigos de 5 años ya han escuchado por lo menos una vez que el plástico es malo y han visto a un amigo que ha cambiado... igual hasta lo comentan en casa y vamos contagiando...

Lo dicho, sumando, para reducir.


Ey, mis fuentes: 

https://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/folleto-basuras-marinas.pdf

http://blog.sinplastico.com/como-evitar- los-micro- plasticos-en- los-cosmeticos/



17/4/18

REDUCIENDO PLÁSTICO...


En nuestra primera semana de concienciación sobre el uso del plástico, no podemos decir que hayamos reducido mucho, cierto es que teníamos la nevera llena y no hemos tenido que hacer una gran compra.

Aspectos positivos

Estoy contenta porque la compra ha sido consciente. Hemos ido a dos grandes superficies, Mercadona e IKEA. En Mercadona hemos comprado plásticos, está claro, muchos de ellos de un sólo uso, mal, pero aún inevitable en esta primera fase de nuestro reto de reducción. Eso sí, hemos pensado cada compra y hemos tratado de sustituir el plástico por otros tipos de envases. Solo lo hemos conseguido con una de las cosas que necesitábamos (ya os digo que ha sido una compra pequeña pequeña). Un plástico reducido (el bote de mayonesa de cristal en vez de plástico). A por los siguientes.

En el caso de IKEA, dejé de comprar un bote con tapa de plástico para comprar uno entero de cristal. Y dejé de comprar unas perchas que necesitamos y unas tijeras para los niños porque eran o contenían plástico. Después he pensado que podría haberlas comprado porque las perchas de plástico que tenemos en casa llevan 10 años siendo útiles y lo que les queda, y las tijeras ídem. Se trata más bien de evitar el exceso de embalaje, el plástico de un sólo uso, que según lo retiras, lo vas a tirar, pero bueno, el dato positivo es, sobre todo, la compra consciente.

Aspectos negativos

Celebramos el cumple de Hugo y no compramos nada desechable (de vajilla) y al final tuvimos que pedir a nuestros vecinos algún vaso y algún plato de plástico porque no dábamos a basto con lo que teníamos, al menos los cubiertos fueron los de casa y no hubo pajitas para las bebidas, pero hay que mejorar en este punto.

Es complicado. En el día a día de ir corriendo a todas partes, lo más fácil es optar por el plástico, antes que cualquier otra cosa y en muchos casos, no es posible cambiarlo porque el establecimiento no ofrece otras posibilidades...



Otra cosas que he estado viendo es que hay muchos, muchísimos tipos de plástico y no todos se reciclan igual. Por ejemplo los envases de plástico de los tipos 1 y 2 (PET, PETE, HDPE) son los más fáciles de reciclar. Estas identificaciones deberían venir en los envases...

Resultado de imagen de etiquetado de plásticos

Por otro lado, los datos sobre reciclaje me resultan bastante confusos en general... y sorprendentes...

Está más o menos claro que sólo se reciclan los plásticos de los envases (contenedor amarillo), pero el destino real de estos residuos tiene varias posibilidades (puedo meter la gamba porque estoy leyendo muchas informaciones diferentes):
  • Gran parte de estos materiales son quemados para obtener energía
  • Otra parte se exporta a China o a la Indica, donde también se quema o se utiliza en otros procesos que generan productos de menor calidad con dudosas garantías
  • El resto vuelve a tener varias opciones:      
    • Ser convertido en un objeto parecido, nuevamente reciclable (guay)
    • Ser convertido en algo no reciclable (textil, plástico de baja calidad, etc.)
    • Ir a vertedero

Por tanto, el porcentaje de verdadero reciclaje de plástico es relativamente bajo.

Los datos de Ecoembes sobre reciclaje (es una organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente a través del reciclaje) son cada año mejores, pero esta entidad gestiona sólo los envases, tanto de plástico como tetra brick, latas, cartón.... hay muchísimos residuos más, aparte de envases, y muchos de ellos contienen o son de plástico.

Por supuesto, es importante que separemos nuestros residuos para conseguir cada vez mejores tasas de reciclado, pero la solución a los problemas que generan los plásticos pasa por la reducción, en nuestro consumo, pero sobre todo en origen, con productos y embalajes más sostenibles.

Como lo del origen todavía es dudoso por la cantidad de intereses económicos asociados a cualquier actividad, pongamos nuestro granito de arena reduciendo, al menos, los embalajes inútiles, que van directamente a la basura y elijamos materiales que son realmente reciclables, como vidrio, metal o papel.

Esto viene a ser un resumen muy resumido de lo que he estado leyendo últimamente... me queda muchísimo por aprender...

Algunas de mis fuentes son:


A seguir leyendo.

Blogging tips