5/4/20

Diario de cuarentena

Increíble que sólo haya escrito dos días y que el último día que escribí fuese el 19.03, ahí acabábamos de empezar... Y parece que ha pasado mucho tiempo, pero también parece que fue ayer...

Qué cosa tan rara esta que estamos viviendo.

Pues creo que llevamos en el día de la marmota desde hace meses, y por otro lado, recuerdo perfectamente las cosas que hicimos los últimos días antes de confinarnos en casa, con amigos  o en familia...

La palabra que definiría las últimas dos semanas ha sido RUTINA. Crear una rutina familiar nos vino muy bien, tras el desorden de los primeros días en casa: sin ducharnos, en pijama, sin orden ni concierto...

Parece mentira, pero la rutina, nos ayudó a mayores y a pequeños, a trabajar, a hacer las tareas, a leer, a vestirnos, a recoger la casa, a hacer deporte... y es aburrido que todos los días sean iguales, pero si tienes claro lo que tienes que hacer, te metes en ese círculo y te va llevando la inercia...

Cierto es, que pasados los días, esa inercia va costando y resultando pesada. Necesitamos calle, todos, y correr, movernos, gritar. En mi casa necesitan mucho gritar.

Pero aún no se puede.

Y ahora, los niños están de vacaciones de Semana Santa, en sólo dos días ya tenemos los horarios del revés, lo que nos viene bien a los mayores para trabajar mejor por la mañana... pero también para estar cansadísimos a última hora, cuando ellos siguen a tope y nosotros sólo queremos descansar... Lo iremos superando juntos, como todo últimamente...

El día 3 de abril celebramos el cumple de Hugo. Yo lo empecé sin parar de llorar de la pena, hasta que su actitud, llena de ilusión por recibir unos dibujos y comer tarta casera me demostró que tengo que seguir aprendiendo de ellos. Finalmente fue un día genial, lleno de momentos especiales y que espero él consiga recordar siempre, como haremos los que le queremos. Lo rematamos con una búsqueda del tesoro en la que encontró un juguete y con otro juguete que le mandaron sus mejores amigos (cuando no esperas nada, las caras de emoción e ilusión son todavía más intensas). Luego le cantaron cumpleaños feliz todos los vecinos desde sus ventanas (guau). Yo me quedo con el momento en que me dijo: Mamá, me ha gustado todo mucho y vino a abrazarme (snif).

Por otro lado, tenemos que recomendar las películas de El Señor de los Anillos. Los niños han flipado con ellas y nosotros hemos vuelto a disfrutarlas. Una maravilla de horas invertidas en TV. También recomendamos el espectáculo del Circo del Sol.

Y me sigue pareciendo mentira que no nos dé tiempo a hacer algunas cosas que queremos hacer, por ejemplo, no hemos conseguido plantar una lenteja y yo creo que he leído dos páginas de un libro...

Seguimos. Juntos podremos. Vamos Madrid. Vamos España. Vamos Mundo.

Mucha fuerza para todos.


1 comentario:

  1. Muy bueno leer eso.
    ¡Eres un escritor maravilloso!
    Muchas gracias!
    respeto rabato

    ResponderEliminar

Blogging tips